Apretando el acelerador para terminar la Carrera Universitaria

Cuando empezamos a estudiar una carrera universitaria por lo general lo hacemos para recibirnos y trabajar de algo relacionado a lo estudiado. Al menos esa es la teoría.

En la Argentina, por una cuestión de necesidad y tal vez cultural, es muy común tener un empleo y estudiar al mismo tiempo.

La jornada laboral en promedio es entre 7 y 9 horas. Tenemos así poco tiempo y ganas para llevar con éxito una carrera universitaria. El sacrificio que hay que hacer es enorme y cada materia parecería aprobarse a cuentagotas.

Tuve la suerte de que mis padres me hayan mantenido mientras estudiaba la carrera y gracias a eso pude recibirme rápidamente (5 años).

Corría el año 2001 cuando empecé mis estudios en la UBA.
Afortunadamente conseguía un trabajo de temporada en un librería y trabajaba solo de Febrero a Mayo.

Pero si hubiera tenido que trabajar y estudiar al mismo tiempo durante todo el año, creo que todavía luego de 12 años, no me habría recibido. Por una cuestión tan simple como el “DESGASTE”

A menos que...

Trabajar 10 horas por día y estudiar al mismo tiempo es realmente agotador y me pregunto si uno puede hacer algo para cambiar la situación.

Hasta que punto uno sigue estudiando por inercia y rompiéndose el alma, y hasta que punto se puede pensar, reflexionar sobre el tema para que no se convierta en una agonía.
Recibirse cursando una materia por cuatrimestre es la historia de nunca acabar.

Por otro lado, poder terminar la carrera luego de tanta perseverancia y paciencia es un logro enorme y muy valioso.

Pero hay cosas a tener en cuenta:

Llegado cierto punto de sacrificio, no hay retorno

Hay que recibirse a toda costa, cueste lo que cueste.
Si ya estás en el cuarto o quinto año de la carrera podés abandonarla y creer es la mejor decisión, pero en mi opinión habrás tirado por la borda miles de horas de esfuerzo, cientos de horas de mal dormir y decenas de horas de puteadas al profesor, sin cumplir el objetivo de recibirte.

Sería más lógico abandonar los estudios a los dos meses o como mucho al primer año de hacer empezado. Pero cuando ya estás en el tercer o cuarto año, al menos para mí creo que no hay vuelta atrás.

Me recibo como sea y termino mis estudios universitarios.

Lectura recomendada: Cómo ser disciplinado

Apretar el acelerador

En un estado avanzado de la carrera hay que apretar el acelerador y tratar de cursar más materias. Hacer un esfuerzo adicional para terminar.
La facultad es como el tenis, hasta que no metes la última pelota no ganas. Si quieres el título tienes que ir por el. De nada sirven los match points a favor si no se cumple el objetivo de recibirse.

En lugar de todos los años cursar solo una materia por cuatrimestre, quizás durante un año podés hacer un esfuerzo extra y agregar más materias para terminar antes. No creo que sea posible trabajando más de 6 horas por día, pero si tenés la posiblidad de trabajar medio día entonces contás con más tiempo y menos excusas.

Hablar con el jefe para trabajar menos horas

Si, leiste bien. Muchas veces por miedo aceptamos cualquier condición de trabajo. Pero si conocés bien tus objetivos quizás debas tomar coraje y hablar en el trabajo para ver si te dejan salir un rato antes todos los días y tener así más tiempo para descansar o estudiar.

Esta flexibilidad será mayor si tenés confianza con tu jefe, si ya estás en la empresa hace muchos años o bien si tenés la convicción de que tiene que ser así por tu propio bien.
Por eso, buscá opciones para reducir la jornada laboral (al menos unas dos horas) o siendo más extremo buscar otro empleo que lleve menos tiempo.

Hay que priorizar. Si actualmente le das más importancia al trabajo entonces tené en cuenta que tal vez nunca te recibas en la vida (o te lleve 20 años a este ritmo).
Suena trágico pero hay que ser realistas también.

Por eso si estás estudiando una carrera universitaria y trabajando al mismo tiempo, quizás haya que definir las prioridades y redefinir el tiempo destinado a cada cosa.

¿Te gusta lo que estás estudiando?

Muchas veces se estudia algo por inercia. Para tener el título y ya.
Mi recomendación es que reflexionés si tenés en mente buscar trabajo luego de eso que estás estudiando. Si no te sentís motivado, quizás sea una señal para realizar un cambio e ir pensando en un plan B (dejar de estudiar, cambiar de carrera, comenzar un emprendimiento)

Algunas Conclusiones

Terminar una carrera universitaria es más difícil de lo que parece. De hecho es una de las cosas más complicadas de lograr y más hoy en día en donde todo se quiere de inmediato.

Tuve la suerte de tener la posibilidad de estudiar sin trabajar para poder recibirme rápido. Pero a esa suerte la acompañé con mucho esfuerzo y disciplina que me permitió cumplir la meta.

Hay gente que no trabaja y que tampoco se empeña en hacer las cosas como corresponde al momento de estudiar. Va a la facultad, hace sociales, calienta el banco y luego abandona sus estudios para pasarse a otra carrera. "No es lo mío" dicen....

Cada vez estoy más convencido del valor del tiempo y de que éste pasa muy rápido. Cuando nos queremos dar cuenta tenemos 30, 40 o 50 años. Por eso se hace imprescindible aprender a aprovechar el tiempo para triunfar en la vida.

Recuerda siempre los objetivos y preguntate para qué estudias. Si la respuesta es sólida y contundente, volverás a tener motivación y claridad de porqué te esfuerzas día a día.

Si en cambio es una respuesta poco clara, te recomiendo que te empieces a preguntar más seguido qué te gustaría hacer de tu vida.
Deja los miedos a un lado, las presiones familiares, sueña y visualízate como te gustaría verte en una situación ideal. ¿Cuál sería tu estilo de vida deseado?

A partir de ahí imagina y desarrolla tu intuición sobre cuáles serían los pasos necesarios para llegar a la meta.

Te deseo toda la fuerza y éxitos para que puedas terminar tu carrera universitaria.

"La educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser"
Hesíodo