Cómo ser Disciplinado

Para mi, ser disciplinado significa tener constancia en cosas tales como el estudio, el trabajo o la actividad física. La disciplina implica realizar ese esfuerzo adicional para hacer lo que hay que hacer a lo largo de un tiempo determinado (un mes, seis meses, un año, de por vida o lo que dure el objetivo que te hayas propuesto alcanzar)

Tener disciplina te ayuda a mantenerte en rumbo, a ser perseverante, constante, te da auto-confianza y esa determinación que se necesita para triunfar en la vida. Por el contrario, no tener disciplina creo que representaría el típico caso donde dejás todo librado a tu estado de ánimo, las excusas, las distracciones y cualquier cosa que te da inestabilidad. Un día sí, un día no…

Ahora bien.. ¿Cómo podemos ser más disciplinados en nuestra vida cotidiana?

Para mí la clave es tratar de incorporar determinados hábitos gradualmente hasta poder apropiarnos definitivamente y creo que las mini-rutinas pueden ayudarte en esto ya que vas a ser más disciplinado si lográs establecer una rutina simple de aquello que tengas que hacer.

¿En qué ámbitos te gustaría ser disciplinado?

Podemos pensar en algunos ejemplos típicos.

  • La actividad física - Sería ir regularmente al gimnasio, cumplir con la rutina de ejercicios, salir a trotar en los días establecidos, practicar natación el día que haya definido, etc. En estos ejemplos como en muchos otros la solución está en empezar gradualmente. Si nunca hiciste actividad física o no estás acostumbrado, podés intentar haciendo una rutina de ejercicios una vez por semana hasta sentirte cómodo. Luego ir aumentando de a poco los días o complejidades de los ejercicios.
  • El estudio - Nunca parecería ser el momento apropiado para ponernos a estudiar. Vamos a convenir que es más divertido sentarnos con la tecnología a jugar, ver series de televisión, ingresar a Facebook, etc. “Ni ganas de estudiar” era una de mis frases favoritas, pero si no lograba ser los suficientemente disciplinado, no hubiera terminado la facultad nunca en la vida. O al menos me hubiera llevado el doble de tiempo para poder recibirme. Ver también: Apretando el acelerador para terminar la carrera universitaria
  • El trabajo - Probablemente aquí les interese más a aquellos que tienen un emprendimiento o trabajan en forma independiente. La disciplina en el trabajo para mí consistirá en tener horarios definidos, en tratar de ser productivo dentro de esos horarios, en eliminar las distracciones.
  • Una dieta - Parecería ser que hacer una dieta requiere disciplina. Y es cierto. Pero la triste realidad es que la mayoría de las dietas fracasan. ¿Por qué será?

4 ideas para ser disciplinado

¿Cómo podemos tener disciplina? Para ser disciplinado se me ocurren la siguientes ideas:

  1. Establecer una mini-rutina que te ayudará a incorporar un hábito determinado y te dará constancia.
  2. Tratar de estar frescos y con mucha energía al momento de hacer la tarea que tengamos que hacer. No hay caso, por más disciplina que tengas si estás muy cansado no vas a poder cumplir tu objetivo. Hay que tener la barrita de energía entre el 60% y el 100% para rendir correctamente y tener esa fuerza de voluntad necesaria para vencer nuestros pensamientos negativos y vagancia.
  3. Encontrarle un sentido a las cosas. El para qué hago esto o aquello te guiará en los momentos difíciles y te librará de las distracciones
  4. Eliminar o reducir las distracciones (teléfono, internet, tablet, email, etc)

¿Cuánta disciplina se necesita?

Una vez leyendo el libro “The One Thing” el autor mencionaba algo que me gustó. Decía algo así como que “No necesitamos mucha más disciplina de la que tenemos, tan solo un poco” ya que si nos enfocamos en la única cosa más importante a realizar durante el día, con eso alcanzaría.

Y mucho de razón hay en esto. Si hago la única cosa que importa, solo ahí debería volcar mi energía. Por ejemplo soy una persona que tengo muchos hobbies, y hace unos años me había vuelto muy exigente conmigo mismo poniéndome un horario y tiempo para todo. En su momento creía que tenía ser muy disciplinado en todo para avanzar, pero lamentablemente ese enfoque no funcionaba y te cuento porque.

No somos máquinas, ni robots, ni nada por el estilo. No tiene sentido vivir a la máxima exigencia todo el tiempo. Está bueno tener disciplina para una cosa. Pero no más.

Pensamientos finales

Te soy sincero, me cuesta mucho escribir o salir a trotar y completar las 6 vueltas. También me cuesta hacer las series de flexiones de brazos en casa o tratar de evitar ese chocolate que anda por la heladera. Sería mucho más fácil si cedo y hago directamente lo que se me antoja en el momento. Pero mi intuición me dice que no sería el camino que debería tomar.

Muchas veces nos vamos a sentir fiaca, con ganas de no hacer nada o de procrastinar y es donde la disciplina entra en juego para darte esa patadita inicial que necesitás y así ponerte en movimiento. Luego con inercia todo es más fácil...

Comentarios

Flor Martínez
Mar, 22/03/2016 - 3:08am

Gracias. Muy utiles sugerencias. Me encanto.

Mariano
Mar, 22/03/2016 - 9:06am

Hola Flor, gracias por comentar en el blog. Me alegra que te haya gustado el artículo.

Kathril
Dom, 15/05/2016 - 5:14pm

Vaya esto es realmente lo que necesito ahora... Realmente me llegan esas sugerencias, empezare a poner esto en practica y leer un poco mas de este grandioso blog.

Dom, 23/10/2016 - 7:27am

Genial Mariano,

Estoy muy bajo de disciplina, intentare interiorizar los 4 puntos, que son senzillos pero es lo que funciona:
1. Hacer una rutina.
2. Estar fresco.
3. Tener claro el motivo.
4. Evitar distracciones.

También quiero leer the one thing.

Saludos.

Añadir nuevo comentario

Anuncios Google