Cómo superar la Adicción a Internet en 1 Día - Aprende a dominar Facebook, WhatsApp, Twitter y tu Correo Electrónico

De repente perdí el control de la situación.

Me encuentro conectado a una pantalla todo el día.

No solo para trabajar. También para revisar las últimas actualizaciones, responder mensajes y compartir mis fotos y estados emocionales con el resto de la humanidad.

Me siento intoxicado y no por mi alimentación.

La tecnología me invadió por completo y necesito tomar distancia antes de que sea demasiado tarde.

adiccion_tecnologia

Te voy a hacer una pregunta matemática. No espero que la respondas, pero sí que tomes conciencia:

¿Cuántas veces al día entrás a Facebook, al WhatsApp, a Twitter o a tu Correo Electrónico?
¿Cuánto tiempo estás mirando la pantalla de tu Notebook o Smartphone?

No te alarmes si perdiste la cuenta.

No sos la única persona en este mundo que vive conectada a la tecnología.

Somos dos. Yo también estoy cansado.

¿Cómo puede ser que algo que supuestamente tiene que mejorar nuestra calidad de vida termina por empeorarla?

En lo personal vivo con mayor estrés y ansiedad. Tengo que revisar el celular a cada rato. También mi correo electrónico. ¿Habrá algún mensaje nuevo?

Quizás no lo sentís así. Creés que todo está bien y tenés el pleno control de la situación.

Me alegro mucho que así sea y por eso te invito a desconectarte de la tecnología por tres días seguidos. Apagar el celular completamente. La notebook. Todo. Desconectado totalmente.

¿Da escalofríos con solo pensarlo?

Si te parece un desafío exagerado es porque algo de escalofríos sentiste.

Ahí nos damos cuenta que estamos atados. Que no podemos. Que dependemos en mayor o menor medida de todo esto. Sin saberlo hemos perdido algo de nuestra libertad.

Ha llegado el momento de adoptar un cambio de hábitos y hacer un “uso responsable y saludable” de las aplicaciones que usamos todos los días.

¿Para qué superar la adicción a Internet?

Es una buena pregunta. Si así estamos bien...

Simplemente reviso unas cuantas veces al día el Whatsapp, me distraigo de mi trabajo, pierdo un poco de tiempo con Facebook y leo los nuevos Tweets del día de hoy (si seguís a más de 500 personas te deseo mucha suerte)

Dejando atrás la ironía, superar la adicción a Internet tiene su encanto.

Aprenderemos a:

  • Tomar conciencia de nuestro entorno - Al levantar la mirada observaremos el mundo que nos rodea. Nuestra ciudad, la gente, la naturaleza, los pequeños detalles.
  • Serenar nuestra mente - Reduciendo la ansiedad y la necesidad compulsiva de revisar tu correo electrónico, Facebook o lo que sea.
  • Desintoxicarnos - Dejar de consumir tanta información. Evitar la sobrecarga. Purificación selectiva.
  • Aburrirnos más seguido - Hoy en día al menor síntoma de aburrimiento usás tu celular para sobrellevar el momento. En el tren, en el consultorio médico, en el parque, en cualquier lado donde tengas que esperar. Como si estuviera prohibido aburrirse por un momento.
  • Tomar el control de la situación - Mediante el uso responsable y cuidado. La tecnología a nuestro favor y no al revés.

¿Cómo vamos a lograrlo?

La tarea que tenemos por delante es difícil pero vale la pena intentarlo.

Juntos trataremos de reducir la cantidad de veces por día que “entramos de manera compulsiva” a las redes sociales y al Correo Electrónico.

Analizaremos cada caso por separado y elaboremos algunas estrategias. Compartiré mi experiencia como así también las técnicas empleadas.

En 1 Día vamos a hacer un cambio importante en nuestro comportamiento con la tecnología.

Are you ready for the SHOW?

La respuesta está en los Hábitos

Quizás leíste varias veces la siguiente frase:

"Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino"
Charles Reade

La clave está en los hábitos. Y para quitar, modificar o agregar uno nuevo, hay que hacerlo de manera muy gradual.

1 día será suficiente para plantar la semilla del cambio. Puede ser hoy o mañana. Cuando vos quieras. Lo importante es comenzar.

¿Qué es lo vamos a tratar de lograr?

Como dije anteriormente: Reducir la cantidad de veces que ingresamos por día a cualquiera de estos lugares: Facebook, WhatsApp, Twitter o al Correo Electrónico.

Podés elegir uno y poner en práctica las ideas que menciono a continuación:

#1 Facebook

Adoro Facebook. Estoy en contacto con mis amigos, familiares y completos desconocidos que alguna vez me enviaron una solicitud de amistad.

Para mí, el componente adictivo de Facebook es el siguiente:

notificaciones-facebook

Se trata de la famosa barrita que te avisa si tenés nuevas solicitudes de amistad, nuevos mensajes y nuevas notificaciones.

Por cierto, su diseño no es para nada inocente. El color rojo vibrante junto a ese tono de azul... Mmmm. Se me hace “agua la boca”

Tan solo ver esa barrita me libera endorfinas en el torrente sanguíneo.

¿No sentís felicidad, emoción y curiosidad al ver algo semejante?

Muchas personas ingresan a Facebook compulsivamente por dos razones:

Desde la Notebook: Solo para ver si hay algo nuevo y si esa barrita tiene el color rojito

Desde el celular: En respuesta y curiosidad al colorcito rojo. ¡Siete novedades por leer! Me tengo que poner al día!!

notificaciones-celular

Lo cierto es que por una razón u otra terminamos ingresando a Facebook más de la cuenta.
Minutos, horas, días.

Técnicas para reducir la cantidad de veces que ingresamos a Facebook

Objetivo: Al menos por 1 día ingresar una o dos veces como máximo.

¿Cómo lograrlo?

Técnica #1 - Dificultando el acceso a la aplicación

En tu computadora: Instalar alguna extensión que bloquee sitios web. En Chrome utilizo Website Blocker. Me gusta porque me permite bloquear el sitio por franja horaria. Entonces cada vez que trato de ingresar a Facebook, me aparece el siguiente cartel:

website-blocker

Impidiendo completamente el acceso. Si mi adicción es más fuerte lo que tendría que hacer es desmarcar este sitio e ingresar. Pero se hace muy trabajoso y la pereza jugaría a mi favor.

Nivel de efectividad: 9

En tu celular: Ocultar el ícono de Facebook. Ponerlo detrás de todo. Cosa que cada vez que quieras ingresar tengas que hacer scroll con el dedo varias veces hasta acalambrarte.

La otra opción es “Cerrar sesión” de la aplicación. Así no te aparecen las notificaciones ni nada por el estilo que pueda resultarte tentador.

Nivel de efectividad: 6

Técnica #2 - Desactivando las notificaciones

De todo tipo. Sin excepción. Nada de sonidos, lucecitas, emails.

No hay que enterarse por ningún medio de que hay cosas nuevas por leer.

Lo que hice fue entrar a la pantalla de “Configuración” y desactivar las notificaciones especialmente las del Correo Electrónico.

notificaciones facebook

En tu Smartphone también podés configurar las notificaciones para no recibir sonidos ni alertas que te distraigan

Nivel de efectividad: 8

#2 WhatsApp

Lo mejor de lo mejor. Facilidad de uso. Diseño impecable. Colores agradables. Todo el mundo lo usa.

La posibilidad de estar en varios grupos da una felicidad sin igual. Tu tiempo ya no será el mismo de antes. Será más escaso.

Tus distracciones irán en aumento como así también el consumo inútil de información.
Videos, memes, chistes, imágenes, debates interminables.

¿Y si querés tener una cita con alguien? Olvidalo. Es inútil.

Podemos utilizar mejor nuestro tiempo:

  • Aprendiendo un idioma nuevo
  • Practicando una habilidad nueva
  • Estudiando para el examen
  • Leyendo una novela o un cuento de ciencia ficción
  • Trabajando
  • Realizando una rutina de ejercicio físico en el hogar

Hasta me atrevo a decirte lo siguiente: Si en lugar de estar con el WhatsApp invertimos el tiempo de manera más productiva ya dominaríamos varias artes marciales, habríamos aprendido tres idiomas o hubiésemos encontrado la fórmula para ser ricos (y por qué no jubilarnos a los 35 años)

Para mí el componente adictivo del WhatsApp es el siguiente:

adiccion whatsapp

Primero la lucecita blanca del teléfono que me avisa que recibí un mensaje nuevo.

Luego la confirmación se da mediante la barra de notificaciones del teléfono ubicada arriba. Ahí aparece el simpático icono del Whatsapp confirmando que tenés cosas para leer.

Finalmente y de lo más gratificante que existe en este mundo: Ver el doble check de color azul. La otra persona ha leído tu mensaje. Y por ende sentís que en cualquier momento te estará respondiendo.

Tres feelings. Tres potenciales adicciones:

  • La de mirar a cada rato el celular para ver si está la lucecita blanca
  • La de prender el celular, ver el iconito y sentir gratificación inmediata
  • La de esperar una respuesta

Técnicas para reducir la cantidad de veces que ingresamos a WhatsApp

Objetivo: Al menos por 1 día, ingresar dos o tres veces como máximo.

Técnica #1 - Esconder el celular

Mantenerlo alejado de la zona de trabajo. Lo que hice fue dejarlo bien lejos. Escondido en la mesita del televisor como muestra la imagen:

celular lejos

Al estar fuera de alcance, evitamos la tentación de revisar los mensajes y distraernos.

Nivel de efectividad: 7.5

Técnica #2 - Desactivar Internet

Ya sea el servicio de tu compañía de teléfono o Wi-Fi. Esto te permite tener el teléfono cerca (por si suena) pero con la ventaja de que vas a estar desconectado del mundo por unos instantes.

Al estar sin Internet los mensajes y notificaciones quedarán sin efecto. Luego, podrás volver a conectarte y revisar todo de un tirón.

Nivel de efectividad: 7

Técnica #3 - Finalizar la conversación

Mensaje va, mensaje viene. A veces no se termina nunca y suele ser desgastante.

Apuntar al cierre de la conversación es una de mis técnicas favoritas y que consiste en destinar 5 o 10 minutos máximo a comunicarme con la otra persona. Pasado ese tiempo apago todo y se seguirá otro día.

Si hay un plan o salida que organizar se arregla y listo. Tres o cuatro mensajes como máximo. Para hablar de la vida mejor llamar por teléfono o reunirse en persona.

Me han tildado de “mala onda”, “seco”, “distante” y “corta mambo”.
Pero hay una razón de fondo para ser así.

Como medio el WhatsApp debería ayudarnos y no perjudicarnos robando todo nuestro tiempo.

Nivel de efectividad: 6.5

Técnica #4 - Silenciar los grupos

Especialmente para los agitados. No puede ser que se encienda el celular y haya 174 nuevos mensajes del grupo.

¿Que cuándo nos juntamos?
Que mirá este video, que mirá el meme, que jajajjaa

Aclaración: El grupo de amigos más íntimos es una cosa y no se toca.
Pero estar en más de cinco grupos empieza a ser contraproducente.

Nivel de efectividad: 9

#3 Twitter

Una herramienta de comunicación muy potente. Moderna.

Al principio cuesta entender la lógica. Pero con el tiempo, lo dominarás absolutamente.
Podés darte a conocer a nivel mundial. No solo como persona, sino también a nivel profesional.
Gracias a Twitter podrás seguir gente y tener seguidores. Leer información de valor y publicar lo que hagas cada minuto de tu vida. En 140 caracteres. No más.

Para mi, el componente adictivo de Twitter radica principalmente en ver quién te está Siguiendo ahora, quien marcó cómo favorito uno de tus Tweets y para los más confiados, quien retwitteó tu contenido.

La barrita de notificación juega nuevamente un papel muy importante:

notificaciones twitter

Por un lado arriba a la izquierda. Por el otro sobre la derecha que te informa los Nuevos Tweets.

Te confieso algo: Esto último es sumamente tentador. Impulsivamente hago click ahí para leer los nuevos mensajes.

Ni hablar si estoy trabajando y veo que una de las ventanas de Chrome aparece así:

chrome twitter

Inmediatamente cambio de pestaña para chequear Twitter.

Técnicas para reducir la cantidad de veces que ingresamos a Twitter

Objetivo: Al menos por 1 día, ingresar dos o tres veces como máximo.

Técnica #1 - Programar los Tweets que tengamos que enviar

La idea es sistematizar y definir un momento específico para programar los envíos. De esta forma te despreocupás y sabés que estás enviando la información que necesites en el momento oportuno.

Personalmente me gusta Hootsuite. Pero hay varias aplicaciones web que te permiten hacer lo mismo.
Podés elegir un día para programar tus envíos (yo lo hago el Lunes) y establecer así todos tus Tweets de la semana.

Nivel de efectividad: 8

Técnica #2 - Desactivar las notificaciones del Correo Electrónico o establecer algún tipo de filtro

Gmail me avisa todos los días de que tengo un nuevo seguidor, de que alguién me escribió un mensaje o que marcaron como favorito un Tweet. Y la trampa está echada.

Me obliga inmediatamente a entrar a Twitter y revisar compulsivamente.

O sea el problema es doble. No solo se inunda de emails mi bandeja de entrada, sino que ahora siento la necesidad de ver qué pasa.

Mi solución fue desactivar todas las notificaciones del correo electrónico.

correo twitter

Nivel de efectividad: 9.5

Técnica #3 - Dificultar el acceso desde el celular

Al igual que con Facebook, la idea es mantener el ícono de Twitter fuera de nuestra vista. Dejarlo en el fondo cosa de que sea molesto tener que abrirlo.

Recuerdo que antes ni bien encendía mi teléfono los íconos que aparecían en la primer pantalla eran: Twitter, Facebook, WhatsApp y Gmail.

Me resultaba tan fácil abrir cualquiera de estas aplicaciones que no dudaba ni un segundo en hacerlo. La adicción era inminente.
Ahora ni bien enciendo mi celular no aparece nada de eso. Solo unos pocos íconos.

En mi caso, tengo una aplicación que uso para grabar los ensayos de canto. Y otra aplicación para afinar la guitarra. La alarma y no mucho más. En el caso ideal no debería haber más de tres o cuatro accesos directos.

captura celular

Nivel de efectividad: 7

#4 El Correo Electrónico

Indispensable para el trabajo. Emails de clientes, proveedores, colegas. Avisos, promociones y Spam.

Han pasado cinco meses desde la creación de tu cuenta de correo y ya no das abasto.

Porque no es la única cuenta que tenemos.

Una persona tiene en promedio tres cuentas de Email. Y tiene que verificarlas permanentemente.

¡Qué productivos somos! Al finalizar el día respondimos como 30 correos electrónicos.
Se siente rico. Hemos trabajado.

Pero hay algo alarmante. También hemos interrumpido unas 15 veces nuestras tareas cotidianas por responder ese correo recién ingresado. Pusimos a prueba nuestro cerebro y lo exprimimos al máximo. Hicimos multi-tasking.

El correo electrónico es una de las cosas más adictivas que hay. Creemos que somos super mega productivos si estamos todo el tiempo respondiendo los e-mails, enviando presupuestos y coordinando las acciones a seguir.

Podemos mejorar.

Técnicas para reducir la cantidad de veces que revisamos nuestro Correo Electrónico

Objetivo: Al menos por 1 día, ingresar tres o cuatro veces como máximo.

Técnica #1 - Tener menos cuentas de Email

Estando en el promedio es algo osado. Las cuentas ya están creadas y hay mucha gente que probablemente te escriba a esa casilla.

Sin embargo podés probar realizar un redireccionamiento de los correos a tu cuenta principal. En el caso ideal no deberías gestionar más de dos o tres cuentas de email.

Nivel de efectividad: 5

Técnica #2 - Establecer dos momentos específicos en el día para gestionar tu correo electrónico

Personalmente me gusta por la mañana cerca de las 11am y por la tarde cerca de las 3pm.
En esos dos momentos trato de gestionar toda la bandeja de entrada. Eliminar, archivar, responder o la acción que sea necesaria.

Tiendo a dejar la bandeja de entrada en cero. Es como hacer una limpieza gradual de a poco y siempre mantenés la “casa en orden”.

Luego de aplicar la técnica de Inbox0, mi bandeja de entrada luce así:

captura celular

Nada por aquí. Nada por allá. Limpia visualmente. Armonía total.

Por un lado gano productividad desde el momento que pongo foco en procesar todo el correo. Por el otro lado disminuyo mi ansiedad al saber que solo puedo entrar dos o tres veces por día.

Nivel de efectividad: 8

Técnica #3 - Reducir la cantidad de correo que recibimos diariamente

El mejor antídoto. Si no hay emails, ¿para qué vamos a entrar a chequear el correo?

Implica lo siguiente:

  • Darse de baja en las suscripciones que no nos interesen (anular suscripción)
  • Deshabilitar el sistema de notificaciones de las redes sociales (como vimos anteriormente)
  • Establecer filtros y etiquetas para que determinados mensajes se archiven directamente y vayan a parar a una categoría determinada que eventualmente procesaremos en el futuro.

A menor cantidad de emails, mayor tiempo tendremos para disfrutar de la vida. Por eso vale la pena el esfuerzo y tratar de controlar la situación.

Nivel de efectividad: 9

Técnica #4 - Eliminar el sonido, ventana emergente o cualquier tipo de notificación

Creelo. Son una distracción.

Imaginate que estás trabajando y de golpe el celular vibra para informarte que tenés correos nuevos por leer.
O estás con tu notebook viendo una película y aparece el ícono del Outlook abajo a la derecha avisándote de que entró un mensaje nuevo.

Algo así…

captura celular

Oh my godness!

No se puede seguir así. Obviamente la tentación es demasiado fuerte y uno interrumpe lo que está haciendo para ver de qué se trata ese correo electrónico.

Nivel de efectividad: 9

Algunas Conclusiones

Felicitaciones si has llegado hasta acá. Quizás el artículo te ha servido de algo.

Hasta el momento hemos repasado algunas técnicas para superar la adicción a Internet: especialmente Facebook, WhatsApp, Twitter y el Correo Electrónico.

Si bien mencioné varios aspectos negativos, creo que todas estas aplicaciones son muy útiles. “Han cambiado la vida de millones de personas como dicen en los medios”

En lo personal las uso a diario.

Solo que creo la tecnología tiene que estar a nuestra disposición. Y debemos hacer un uso responsable y saludable de ella.

El título del artículo puede sonar ambicioso. Es difícil cambiar un hábito de un día para el otro. Pero tal vez solo 1 DÍA puede ser suficiente para modificar nuestra conducta.

Podés proponerte usar cualquiera de las ideas mencionadas en este artículo y vivir la experiencia. Ver si hay mejoras o no.

En lo personal pude reducir mi exposición a la pantalla. Apliqué y aplico varias de las técnicas mencionadas arriba. Hay días que estoy mejor. Hay días que estoy peor. Pero la situación ahora está bajo control.

"Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino"
Charles Reade

Comentarios

Shiaory
Mié, 20/07/2016 - 4:30am

gracias por este articulo intentare ponerlo en practica gradualmente
ya que soy adicta a los juegos online y me siento asqueada ,
creo que llegue a tocar un fondo terrible y necesito salir.

Guillermo
Lun, 19/12/2016 - 12:26am

Hola, mi problema no tiene tanto que ver con controlar el número de veces que entro como sobre todo con evitar pasarme horas una vez dentro. Es como que me olvido de mí, me absorbe la lectura, la participación en los comentarios de facebook, etc, y cuando me doy cuenta ha pasado más de una hora y me siento totalmente atrapado y enganchado.

He probado a llevar la atención a la respiración, pero en cuanto me engancho hasta eso se me olvida.

¿Qué puedo hacer? Necesito parar, me ocupa demasiado tiempo y energía.

Gracias.

Añadir nuevo comentario