El aprendizaje debe ser permanente

El estudio no debería terminar en la escuela ni tampoco en la universidad. Más bien, es un punto de partida en nuestra educación.
Si queremos progresar tenemos que seguir aprendiendo cosas nuevas. Ser autodidactas en el estudio y buscar nuevos materiales de lectura e investigación.

Más allá de nuestra profesión o trabajo actual, me parece conveniente empezar a aprender más sobre nosotros mismos. ¿Hay algo que no sepamos y necesitamos aprender? ¿Cuáles son nuestras fortalezas y debilidades? ¿Qué tan bien nos alimentamos? ¿Cuidamos nuestro cuerpo como se merece? ¿Qué hábitos nos gustaría dejar atrás? ¿Cuáles son los miedos que nos frenan hoy en día y cómo podemos superarlos?

Como verás en los ejemplos, hay muchas cosas por aprender. Afortunadamente en la era digital en la que vivimos, tenemos acceso a muchísima información. No solo nos podemos descargar e-books, leer blogs temáticos, escuchar audios, sino que también podemos enterarnos de conferencias y seminarios para asistir.

Con el aprendizaje ampliamos nuestro campo de acción. Tenemos más opciones que antes para tener en cuenta y podemos progresar en varias direcciones.

A través de este blog estoy aprendiendo por ejemplo muchas cosas relacionadas al desarrollo personal, a cómo presentar las ideas y poder plasmarlas por escrito a través de artículos.
No soy escritor profesional y es por eso que además tengo que aprender y mejorar mi escritura para escribir mejores artículos.

El aprendizaje lleva tiempo, práctica y plena conciencia. Requiere estar atentos.
Puedes aprender cualquier cosa que te propongas. Pero llevará de tiempo, esfuerzo y dedicación. Por ejemplo puedes aprender a:

  • Jugar al pin pong
  • Administrar mejor tu dinero
  • Hablar un idioma nuevo
  • Escribir un blog
  • Relacionarte con los demás
  • Reconocer tus errores
  • Superar malos hábitos
  • Cantar
  • Disfrutar un fin de semana sin pensar en el trabajo
  • Ser más agradecido
  • Ser más caritativo
  • Relajarte en el trabajo y manejar las presiones

Estos son algunos ejemplos. Muchas de estas cosas no las enseñan en la escuela.
Dependerá de ti determinar hasta donde quieres aprender.

"El ignorante afirma; el sabio duda y reflexiona"
Aristóteles

Anuncios Google