Eliminar las distracciones: el secreto para aumentar tu productividad

Mi obsesión por ser productivo no es casual. Trabajo en forma independiente y no tengo un ingreso fijo garantizado. Si no trabajo y produzco resultados de verdad, no cobro. Tan simple como eso.

Hasta ahora probé varios sistemas para ser más productivo: desde la técnica Pomodoro, GTD, InboxZero, hasta aplicaciones web como Trello o Remember the milk.
Cada uno tiene cosas muy interesantes y por alguna razón, nunca pude implementar completamente un método durante más de cuatro semanas.

Actualmente utilizo un sistema que me mantiene productivo a lo largo de mi jornada laboral y que consiste en:

  1. Eliminar todas las distracciones posibles
  2. Estar enfocado en una tarea por vez

Eliminar las distracciones

¿A quién no le dan ganas de levantarse de su asiento para preparar un rico mate (o café) a media mañana? ¿Y cómo evitar ese mensaje de Whatsapp que ha ingresado y me muero por responder? ¿Y que hay si mientras espero que Windows instale un programa, veo algún video en YouTube?

Las distracciones que podemos tener a diario son infinitas y pueden ser causadas por cosas externas (como un llamado a responder) o por pensamientos distractivos que tenemos en el momento (si una tarea te aburre va a ser más fácil y divertido pensar en la salida del fin de semana…)

Mi principal problema era la revisión constante del celular y para resolverlo establecí dos o tres momentos muy precisos durante el día para ver los mensajes.

Entre el top 5 de distracciones que atentan contra la productividad se me vienen a la mente:

  • La verificación permanente del celular
  • Llamados telefónicos
  • Revisión permanente de las redes sociales (salvo que seas Community Manager)
  • Levantarse del asiento para merodear por la habitación, ir a tomar un café, charlar/chatear con el compañero, ir al toilet, etc.
  • Pensamientos de fiaca, procrastinación, etc.

Estar más enfocado: una tarea por vez

Así es, el multitasking no es bueno para la productividad. Parece que avanzás más, pero está comprobado que el cerebro puede realizar solo una tarea por vez. Lo que pasa cuando hacés 200 millones de cosas, no es que seas Superman o la mujer maravilla, sino que tu cerebro va alternando permanentemente entre una tarea y la otra. Obviamente hay un desgaste mayor de energía mental.

La clave está en realizar una tarea por vez, asignándole un bloque de tiempo determinado y tratar de no interrumpir dicha tarea.

Me ha pasado que me pongo a trabajar en algún proyecto y cuanto más tiempo le voy dedicando tengo una especie de inercia increíble donde mi mente fluye a velocidad crucero (altitud 10.000 metros). ¿No te pasa que al principio te cuesta un montón arrancar, pero luego de diez o veinte minutos ya estás inmerso en la tarea??

El principio es clave, cuanto menos distracciones tengas, más podrás enfocarte en la tarea en cuestión y más productivo serás al fin y al cabo. Acordate que no se trata de hacer más cosas, pero si de hacer lo esencial de la manera más eficiente posible.

Añadir nuevo comentario

Anuncios Google