Finanzas personales

Sacando a Don Dinero de nuestra ecuación

Pasamos demasiado tiempo de nuestra vida en tareas destinadas a generar ingresos.
Sin ir más lejos: Nuestro trabajo de cada día.

“Ganar dinero. Lo más posible” pensamos…

Y casi todas nuestras acciones van dirigidas a ese fin.

El otro día tuve una especie de insight o momento de iluminación mental...

Me pregunté qué pasaría si sacaba a Don Dinero de mi Ecuación y volcaba toda mi energía a otro plano que no sea solo el económico.

Los Depredadores del Dinero

Ellos lo olfatean. Saben que estás ahí.

Y cada uno vendrá a reclamar su parte.

Lamento decirte que no hay escapatoria. Así como en la película Jurassic Park, los depredadores se han organizado. Son más inteligentes que nunca y saben cómo actuar en equipo para quitártelo todo.

Porque antes de que empieces a disfrutar tu sueldo, te habrás quedado sin nada. No importa si ganás U$S 500, U$S 1000 o $15000. Mordida tras mordida no te quedará nada.

“It´s gone” Se ha ido.

Como ahorrar dinero de una vez y para siempre

Vamos a reconocerlo: No queremos ahorrar.

Es preferible gastar todo nuestro dinero y disfrutar el momento presente.

¿Para qué vamos a guardar “cash” ante un futuro incierto?

Además hay otro problema: No podemos ahorrar. Tenemos muchos gastos y nuestro sueldo es escaso.

Estamos acostumbrados a gastar lo que ganamos. No importa si es 100, 2000 o 10000.
Nuestro estilo de vida acomodará las cosas para que lleguemos con poco dinero a fin de mes. Es una realidad y hay que aceptarlo.

Lo importante no es solo lo que ganás sino también lo que gastás

El título del post hace alusión a una frase que leí alguna vez en el libro “Padre Rico, Padre Pobre” y la idea me pareció muy interesante para aplicar a la vida cotidiana.

Es tentador comprarse cosas cuando uno está ganando un buen sueldo.
Podemos pensar en cambiar el auto, renovar la casa, hacer un viaje caro, comprar ropa, mejorar el celular, adquirir una televisión más grande o comprar aquel mueble tan ansiado.

El control de los gastos personales

Es increíble lo fácil que se gasta el dinero y el trabajo que cuesta conseguirlo.
Cuándo te querés acordar tu sueldo se te ha escurrido como agua entre las manos y en el peor de los casos tenés que subsistir veinte días más hasta llegar a fin de mes.

Por eso me parece importante seguir de cerca todos nuestros gastos y tomar control de la situación: ¿A donde va a parar todo el dinero que ganamos? ¿Por qué siempre estoy con lo justo? ¿Por qué no puedo ahorrar? ¿Estoy ganando poco o estoy gastando mucho?

¿Para qué ganar dinero?

Es mi deseo lograr la independencia financiera. Tener dinero acumulado, invertido, y finalmente hacer que ingresen sumas astronómicas mes a mes (directo a mis bolsillos). Quiero tener una vida abundante en donde el dinero sobre. Donde no sea un bien escaso, sino por el contrario que esté a mi disposición cuando lo necesite.

Aquellos caprichos que ponen en jaque nuestros ahorros

La publicidad y los comercios nos tientan permanentemente para que compremos sus productos o servicios.

Hoy en día nos dan muchas facilidades de compra como pagar en cómodas cuotas lo que hace que nos veamos permanentemente seducidos a comprar.
Uno cree que al pagar en cuotas, pasa a estar en una situación cómoda y accesible, pero luego de comprar varios productos de esta manera, nos vamos dando cuenta que el resumen de la cuenta a fin de mes trae importes bastante significativos.

Páginas

Suscribirse a RSS - Finanzas personales