Necesitamos horas de vuelo - Empecemos cuanto antes

¿Cuántas excusas necesitamos para no hacer las cosas?

Una sola.

No tengo tiempo. No tengo dinero. No se nada. Me da pereza.

Te mencioné cuatro, pero podés elegir una y dejarme las tres restantes a mí.
Las voy a necesitar más adelante cuando tenga que triunfar...

El sábado anterior fui a un festival de animación en la escuela Da Vinci.
Juli, una amiga de Plaga Positiva, había dado a conocer el evento en el grupo del WhatsApp y no dudé ni un segundo en asistir al mismo.

Al comienzo hubo workshops (talleres de trabajo), luego pasaron cortos animados y cerca de las 3 de la tarde empezaron las conferencias.

Todas las charlas me aportaron algo:

  • Aprendí sobre el mundo de la animación y el “making of” (el proceso para hacer algo)
  • Vi cortos de muy buen nivel
  • Aprendí lo trabajoso que es hacer “un corto”. Quizás en pantalla son solo 5 minutos que llevaron dos años de realización.
  • Conocí la trayectoria y la experiencia de cada conferencista. Vi sus inicios, proyectos y evolución.

No me puedo quejar. El evento estuvo muy bueno.

Tal es así, que hoy en día sigo pensando en un mensaje de una charla que hubo:

“Necesitamos horas de vuelo”

Escuché esta frase, mientras en pantalla aparecían muñecos de plastilina animados con la técnica Stop Motion.

No entendía nada.

(Llegamos a esta conferencia 30 minutos tarde porque el café con leche y el alfajor de maicena estaban increíbles)

Pero al cabo de unos minutos comprendí mejor. El orador se refería a tres cosas:

  • Practicar, practicar y practicar aquello que realmente nos guste
  • Dejar de lado las excusas para comenzar
  • La experiencia llega con el tiempo y por ende nuestra evolución

¿Por qué transmitía este mensaje?

Porque muchas veces en lo que es animación, decía que la gente se ponía excusas para no hacer nada.

“Nos hace falta una mejor computadora, contar con un equipo de dibujantes, tener una excelente videocámara o un mega estudio de última tecnología. Siempre vamos a pensar en que nos falta algo. Pero todo esto no puede ser una limitación para empezar a hacer lo que nos gusta, que es animar”

“Necesitamos horas de vuelo” Repetía.

Y agregaba… “Empiecen hoy con lo que tengan”

Me pareció muy valioso el mensaje y si bien no soy animador, me sentí identificado.
En más de una ocasión me inventé un mundo de dificultades para procrastinar. Recuerdo que iba rotando las excusas para tener variedad. Pero también me acuerdo de que eso no me conducía a nada.

Cuando necesitamos dar el primer paso, la mayoría de las veces vamos a carecer de muchos recursos (ya sea tiempo, dinero, habilidad, espacio, etc). Pero la moraleja es que hay que empezar. Si realmente nos gusta hacerlo, hay que pasar a la acción y dejar de esperar que se alineen las galaxias porque eso no va a a ocurrir.

¿Te gusta escribir? Escribí
¿Te gusta dibujar? Dibujá
¿Te gusta cantar? Cantá
¿Te gusta meditar? Meditá
¿Te gusta animar? Animá

lo que puedas

Añadir nuevo comentario