Por qué es importante desarrollar la paciencia y la constancia

Hace aproximadamente un año y medio que empecé a estudiar ilustración y pintura digital. La verdad que fueron meses duros, no tanto por el esfuerzo y la tarea que había que hacer, sino porque cada día tenía que combatir mis propios pensamientos para seguir adelante.

Pensaba “no soy bueno para esto”, “lleva mucho tiempo y voy a tardar años”, “es muy difícil” y cosas por el estilo, que lo único que hacían eran ponerme un freno al momento de avanzar.

En este caso y si bien se trata de incorporar una nueva habilidad, creo que el espíritu y el enfoque que tenemos se puede ampliar a varias esferas de la vida donde queremos progresar porque sin lugar a dudas hay cosas que vamos a necesitar: el trabajo (hacer la tarea), la constancia y la paciencia.

Es muy difícil perseverar en lo que hacemos cuando no vemos resultados inmediatos. Queremos las cosas ahora y si no logramos nuestro objetivo rápido, nos frustramos, abandonamos todo intento de lucha, postergamos y repetimos el ciclo con las nuevas metas que nos proponemos.

Pero quizás, tan solo siguiendo un poquito más (una semana, un mes, un ejercicio que nos sale bien), recibimos el estímulo necesario para seguir adelante. Siempre que estemos atrás de una meta no solo hay que pensar en el esfuerzo (de hecho quizás hay que encontrar vías de simplificación), sinó que también hay que pensar que lo poquito que hagamos ya es una enormidad comparado a si no hacemos nada.

Quiero compartir la siguiente imagen que se trata del último ejercicio del módulo uno de un curso online que estoy haciendo. Luego de cinco meses (donde no sabía absolutamente nada de pintura digital) logré producir esto completamente desde la imaginación (algo totalmente impensado también para mí meses atrás)

Estoy contento con el resultado y esto lo tomo como un trampolín de despegue donde seguiré mejorando y haciendo más arte para compartir.

En todo este tiempo volví a confirmar algunos pensamientos que ya tenía: las cosas llevan tiempo y hay que aprender a esperar para ver los resultados. Si se trabaja un poquito cada día probablemente en el mediano y largo plazo notarás una enorme diferencia.

Cualquiera sea tu meta recordá que es importante desarrollar la paciencia y la constancia. Y si te frustras o algo no te sale, entonces hay que bajar un escaloncito en dificultad, practicar y mantenerlo tan simple como sea posible.

Te animo a seguir adelante y a luchar por tus sueños. No te compares con otro y seguí tu propio camino.

Comentarios

Mer
Mié, 08/06/2016 - 6:56pm

Gracias Marian por todas las reflexiones, me ayudaron a fortalecer las propias... a seguir el camino, a comenzar, a ser constante.

De la pintura me gustó sobre todo el cielo.

elsa
Dom, 10/07/2016 - 10:43pm

felicidades.. quedo muy linda esa imagen .. si es cierto en la paciencia y perseverancia.. se ven los frutos del exito... del tiempo que uno invirtio..

Añadir nuevo comentario

Anuncios Google