Purificando mi Gmail

El otro día tomé la decisión de purificar mi Gmail.

Estaba recibiendo demasiados emails con promociones, notificaciones de las redes sociales, eventos y newsletters de sitios que alguna vez me suscribí.

Lo curioso es que dejé pasar varios años antes de realizar una limpieza drástica.

Y decidí hacerlo luego de una cuenta matemática muy simple.
Esos inocentes 5 emails por día, significan en realidad 150 correos al mes y 1825 al año. Y ninguno me interesaba.

No había nada más que pensar.

¡A borrar todo y desuscribirme de todos lados!

No más descuentos, no más promociones que prometen la felicidad, no más notificaciones del último comentario de X post en Facebook, no más avisos de que una persona quiere conectar por LinkedIn.

Me desuscribí de todos lados salvo de un blog que sigo.

Y la paz no tardó en llegar. De un día para el otro, la bandeja de entrada estaba limpia.
Sin toxinas.

Solo unos pocos correos relacionados al trabajo. Que placer.

No se como estará tu bandeja de entrada ahora mismo, pero podés probar lo siguiente para realizar una limpieza y dejar de recibir tanto correo electrónico que lo único que hace es distraerte de tus tareas primordiales.

Desuscribirte de todos lados: Cuando te envían un correo con un descuento o recibís algún Newsletter, por lo general tenés una opción debajo del correo electrónico (con letra bien pequeña) que dice “Unsuscribe”, “Cancelar suscripción” o “Desuscribirse”
Hacé click y te redirigirá a una página para cancelar y mencionar que no querés recibir más ese tipo de correos.

Si estás suscripto a este blog y los correos por ejemplo te molestan, podés desuscribirte también :(

Lo importante acá es que elijas los tipos de correo que realmente te interesan y ser consciente de que de todo lo que te envían, por ahí te sirve solo un 5%.

Desactivar las notificaciones de todas las redes sociales: De Facebook, de Twitter, de LinkedIn, de Instagram, de Pinterest, de Google Plus. Absolutely All.
No más avisos de la última actualización de estado. No lo necesitás y te puedo asegurar que vivirás más tranquilo y con menor ansiedad.

Por eso, si en estos momentos tenés tu bandeja de entrada fuera de control, podés en tan solo dos semanas, dejarla impecable como un 0KM.

Cualquier duda que tengas de cómo hacerlo, podés preguntar en los comentarios de este post.

Añadir nuevo comentario

Anuncios Google