Reformas que le haría al sistema educativo

Me pregunto de qué manera se puede mejorar el sistema educativo para que los chicos y adolescentes estén más interesados y atentos por aquello que enseña la maestra, el profesor o la profesora. Que haya un deseo de aprender permanente y que las escuelas por su lado brinden una educación que le sirva al alumno para toda su vida.

Con este artículo pretendo dar mi mirada sobre este tema tan valioso. Para contextualizarlo nos vamos a trasladar a la Argentina del año 2013.

A través de distintos testimonios de familiares, amigos y colegas que están en la docencia, me entero de que hay un desinterés general por la educación. Hoy en día, al alumno simplemente no le interesa lo que se le enseña. Durante la clase tiende a distraerse fácilmente, tampoco quiere realizar la tarea en el hogar y mucho menos estudiar para la prueba. Excepciones las hay, pero en general la mayoría tiende hacia ese comportamiento.

Entonces me pregunto nuevamente ¿Por qué sucede esto? ¿Hay alguna manera de enseñar que sea más didáctica y divertida al mismo tiempo? ¿Tendrá que ver con lo que se enseña?
¿Qué motivaciones tiene el alumno para aprender lo que se le enseña?

Es más divertido ver el Facebook en el celular que prestar atención a la clase de literatura. También lo es jugar a un juego de fútbol en la tablet en lugar de hacer los ejercicios de química. Por qué no también hablar con el compañero sobre la salida del sábado a la noche en lugar de seguir lo que el profesor dice sobre ecuaciones de matemática.

Ante un contexto tecnológico, de déficit de atención, de ansiedad, de multitarea. ¿Hay algo que se pueda cambiar en el sistema educativo para que los alumnos aprendan con gusto, estén más atentos, se vuelvan más estudiosos y al mismo tiempo lo que se le enseña lo puedan aplicar en la vida 20 años después?

Creo que sí, puede parecer una utopía, pero siento que necesito compartir este pensamiento.
En otro momento debatiremos si se puede implementar o no. En principio solo me interesa compartirlo y dejarlo por escrito.

Desde mi punto de vista se pueden mejorar dos cosas: Lo que se enseña y la forma de enseñar.

1. Lo que se enseña

Las materias no tienen porqué ser las mismas para toda la historia de la humanidad. Los tiempos cambian, las generaciones cambian y de hecho queda demostrado que a la mayoría de los alumnos no le interesan las materias que se les enseña. En mi época de estudiante de las trece materias que tenía me atraían una o dos solamente. Y eso que era buen alumno y estoy hablando de diez años atrás cuando el celular no estaba tan desarrollado y Facebook no existía.
Creo al mismo tiempo que es fundamental incluir nuevos contenidos. Nuevas materias que tengan en cuenta la vida adulta del alumno. Resolución de problemas, concientización social, inculcación de los valores y la verdad, la importancia del trabajo y del manejo de las finanzas, la importancia del cuidado de la salud son algunos ejemplos.

Siendo adulto me doy cuenta de todas las cosas que no me enseñaron en el colegio. Situaciones cotidianas que tengo que afrontar o dilemas sobre cómo actuar ante determinado problema ponen en evidencia la falta de educación que recibí en este aspecto.

Creo que hay materias que se podrían incorporar tanto en la escuela primaria como secundaria.

La finalidad de estas materias sería múltiple:

  • Enseñar al alumno cosas aleccionadoras para aplicarlas en su vida adulta independientemente de la profesión-trabajo que quiera seguir.
  • Motivar al alumno para que sienta un mayor interés en lo que se le enseña y por ende esté más predispuesto a incorporar y retener el conocimiento.

Y ahora sí, el listado de las materias:

Ajedrez - Practicado desde temprana edad, el ajedrez desarrolla en los chicos la memoria, capacidad de cálculo y análisis y mejora al mismo tiempo la toma de decisiones. Se trata de un juego milenario que entretiene y es aleccionador al mismo tiempo. Esta materia podría enseñarse desde los 5 años de edad y mínimamente permanecer durante toda la etapa primaria. El material de estudio podrían ser libros para cada etapa del aprendizaje y durante la clase se jugarían partidas entre los alumnos. Las pruebas podrían ser preguntas teóricas, problemas (por ejemplo los conocidos mate en “x” jugadas), o bien partidas contra el profesor.

Valores y verdad - También enseñada a temprana edad, esta materia va a inculcar a los alumnos los verdaderos valores de la vida como decir la verdad, ser coherentes, tener moral y ética, ser respetuosos, solidarios, buenas personas.
Es una materia con temario variado, pues puede haber desde frases para reflexionar, hasta fábulas para leer. También distintos ejercicios y juegos de trabajo en grupo. Y por qué no proyectar videos o películas que se relacionen con este tema.

Juegos de mesa y de ingenio - Complementa a la materia “Ajedrez”. Los juegos de ingenio como el Sudoku son excelentes para desarrollar habilidades matemáticas. Las sopas de letra hacen su aporte a la ubicación espacial y a la formación de palabras. Los rompecabezas desarrollarán la concentración y finalmente puedo pensar en el TEG como un juego de estrategia que se puede sumar al temario del año. Las pruebas podrían ser simplemente sudokus para completar o bien otro juego de ingenio según el caso.

Meditación y relajación - La misión de esta materia es desarrollar en el alumno desde pequeño, el hábito de meditar y relajarse. Ganar autocontrol y conocimiento del cuerpo y mente. En un mundo tan acelerado y con la vida misma llena de problemas, es fundamental que el alumno cuente con herramientas para reducir las tensiones, la ansiedad y el estrés que por lo general va aumentando a medida que va creciendo y teniendo otras responsabilidades.

Emprendimientos - Esta materia busca desarrollar la creatividad del alumno. Estaría bien si se enseña en la escuela secundaria. El temario principal sería generar ideas, inventar cosas, experimentar, probar, equivocarse. Perder el miedo al error y al qué dirán. La misión es hacer que el alumno tenga un abanico de posibilidades mayor al terminar el colegio. Que pueda optar por ejemplo por emprender su propio negocio en lugar de trabajar en el futuro en relación de dependencia.

Inteligencia emocional - Si supiéramos manejar mejor nuestras emociones cambiarían tantas cosas. No se trata de reprimir, pero si de ser conscientes de lo que nos pasa y a partir de ahí elegir como queremos reaccionar. Me parece una materia muy aleccionadora para la vida. Daría autocontrol al alumno y mejoraría las relaciones entre las personas. Las pruebas son sorpresa. Podrían ser grupales planteado problemáticas a resolver o bien en un papel multiple choice planteando situaciones reales y cómo reaccionaría uno o qué haría con sus emociones.

Finanzas personales - La vida de las personas está regida en su mayoría por el dinero. Alcanza para ver la cantidad de tiempo que estamos trabajando para conseguirlo. Educar sobre el dinero es clave y fundamental. En los colegios no se hace eso. Se enseña por ejemplo contabilidad o matemáticas, pero no se enseña sobre administrar bien el dinero, ahorrarlo, cuidarlo e invertirlo.
Una de las causas principales de los problemas en la vida adulta pasa lamentablemente por problemas económicos. Y la idea de que se enseñe esta materia es justamente para reducir las posibilidades de tener inconvenientes financieros en el futuro del alumno. Es decir para que cuando trabaje y empiece a ganar sus primeros sueldos, sepa cómo usar el dinero, administrarlo, ahorrarlo e invertirlo. Y esto es un poco independiente del sueldo que cada uno vaya a tener. Pues hay gente que gana mucho dinero y se gasta casi todo.
Creo que está más que claro que problemas económicos podemos tener todos, pero cuando esos inconvenientes vienen por el simple hecho de gastar compulsivamente, por no tener un hábito de ahorro, o por pedir préstamos al banco para satisfacer caprichos, se pone en evidencia que una formación temprana sobre el tema quizás hubiera evitado llegar a una situación indeseable en el futuro.

Sociedad y trabajo en grupo - La finalidad de esta materia es concientizar al alumno para ser un ciudadano responsable en el futuro. Tener un rol más solidario en la sociedad, ayudar a mantener una ciudad limpia y ordenada, ser responsables cuando manejen un vehículo, generar espacios y propuestas de mejora barriales, etc. Se pueden mostrar videos con casos de éxito de personas que ayudaron en algo a la sociedad por más mínimo que sea. Vamos apuntar con esta materia a que el alumno sea más solidario, coopere y proponga cambios y mejoras en la sociedad en la que vive.

Cuidado del cuerpo y salud - Fundamental cuidar nuestro cuerpo a lo largo de toda la vida. Esta materia debería concientizar sobre lo importante de no dañarnos a nosotros mismos y por el contrario desarrollar un cuerpo sano y saludable. Me imagino que dentro del temario va a estar el hecho de prevención y advertencias sobre el alcohol y las drogas, la importancia de una buena alimentación, como así también fomentar el hábito de la actividad física. Salir a correr, caminar, ir al gimnasio, etc. Puedes hacer memoria si cuando estuviste en el colegio alguien te enseñó algo sobre todo esto. Que yo recuerde no.
De hecho nadie me explicó que alimentos hacen bien, cuáles debería eliminar de mi dieta, o que trate de hacer ejercicio físico durante todo el año.

2. La forma de enseñar

Más allá de lo que se enseñe. También es importante la forma de enseñar. No es lo mismo hacer una clase super aburrida en donde los chico probablemente no presten atención, a tratar de descontracturar con chistes, humor, o cosas que sorprendan a los alumnos.

He visto un programa de televisión de Adrián Paenza en donde enseña matemática de una forma tal que la hace divertida para aprender. De hecho él dice que no tiene porqué ser aburrida.
Creo que lo mismo se puede aplicar a la física, química u otra materia de este estilo.

Por supuesto que va a depender de la motivación del profesor o profesora para enseñar de esta manera. Probar no cuesta nada y creo que puede ser positivo. De hecho como dije al principio de este artículo ya partimos de una base en donde los alumnos de hoy en día tienen muy poco interés por aquello que se les está enseñando. Entonces creo que amerita al menos modificar la manera de enseñar para ver si eso mejora.

Conclusión final

Quiero mencionar que veo difícil que el sistema educativo cambie. Me preocupa un poco el desinterés tanto de los alumnos como de algunos profesores por aprender y enseñar respectivamente. No digo que la culpa la tienen los alumnos ni tampoco los profesores. Pero probablemente se establece un circuito vicioso en donde se genera un desinterés mutuo seguido de falta de motivación en el día a día.

El sistema educativo es algo muy complejo. Para que mejore probablemente habría que abarcar distintos ejes de acción. En este artículo expuse solamente uno que tiene que ver con aquello que se enseña y la forma de enseñarlo.

Entiendo que la finalidad de las escuelas es educar. No se qué materias quitaría, pero sí se las que agregaría. Pueden o no gustar, pero desde mi punto de vista creo que harían de la educación en el colegio algo más entretenido y útil para el resto de la vida.

Anuncios Google