Remedios caseros para la tos

Cuando estoy resfríado prefiero buscar remedios caseros antes que tomar medicamentos. Para mí es mucho más saludable recurrir por ejemplo a un té con miel que tomar una pastilla, que si bien son efectivas, hacen trabajar más al estómago y al pobre hígado. Por eso prefiero seguir los consejos de "la abuela" cuando de curar la tos se trata.

Los remedios caseros tienen su historia y por algo siguen vigentes. También son efectivos.

Odio la tos. Es molesta. Nos hace picar la garganta y nos impide hablar. En mi caso ha sido la causa de la suspensión de la clase de canto en más de una ocasión. En lo que va de este año aún no me resfrié (toco madera), pero en el caso de que estés atravesando por un molesto período de tos, te recomiendo siempre conocer algunos remedios caseros que te ayudarán un montón.

Remedios caseros para la tos hay varios, pero me propongo en este post compartir los más prácticos. De nada sirve listar 30 remedios caseros de difícil preparación o con ingredientes exóticos que no se consiguen en ningún lugar.

En base a mi experiencia, cada uno de estos remedios caseros me alivió la tos y el dolor de garganta, pero no me dejaron en perfecto estado. Es decir, no son una solución mágica. Como en todo, el resfrío lleva su tiempo para curarse.

Mi top 5 de los remedios caseros para la tos

#1 Té con miel y limón

Te con limón

Preparar un té común (yo lo llamo así, pero creo que el nombre adecuado sería té negro), luego agregarle jugo de limón exprimido y dos cucharaditas de miel. Revolver bien y luego disfrutar de la infusión metido en la cama. Supuestamente hay que dejar el agua hervir y luego dejar enfriar pero no estoy seguro.

La clave para este remedio casero para la tos, reside en las propiedades del limón y la miel. Y me gusta porque es fácil de preparar y se puede empezar hoy mismo. Por supuesto sería conveniente acompañar esto con un poco de reposo especialmente si tenés mucha tos.

#2 Inhalaciones con solución salina

Consiste en hervir una cacerola con agua y agregarle sal. Llegado al punto de ebullición, apagar la hornalla, cubrirse con una toalla e inhalar el vapor por 10 minutos (situando el rostro a una distancia moderada para no quemarse).

Una vez finalizado el tiempo, se recomienda mantener la toalla en la cabeza por un rato para no enfriarnos de golpe y también acostarnos para hacer un poco de reposo. Hacer esto 3 veces por día.

Este truco es de mi abuela siendo uno de los más efectivos para aliviar los síntomas del resfrío (dolor de garganta, tos, congestión en la nariz). La única desventaja es que da mucha pereza hacerlo. Pero si tenés tiempo y no conocías esta técnica te invito a probarla. Cualquier consulta podés preguntarme a través de los comentarios.

#3 Arrope de chañar

Arrope de chañar

La primera vez que escuché esto no tenía ni idea de qué se trataba. Pero luego los resultados me sorprendieron. El arrope de chañar es maravilloso y tiene unos efectos increíbles para aliviar el dolor de garganta y la tos.

Personalmente tomo una cucharada de arrope en forma pura. Se trata de un producto muy dulce parecido a la miel. Quizás al principio no te guste y quizás al final tampoco. Pero no podés dejar de darle una oportunidad a este remedio casero para la tos.

Por lo general lo consigo en botella en un supermercado o en una dietética (también conocido como herboristería). El valor es medio elevado, pero una vez que lo comprás ya te dura.

Si no te convence tomarlo en forma pura, quizás podés intentar acompañarlo con un té o algo así. Si no te gusta tampoco te tortures y probá con otra alternativa como por ejemplo...

#4 Té de jengibre

Té de jengibre

Estupendo, ideal como una alternativa de infusión.

El jengibre es un tubérculo (en la imagen de arriba, es eso que se ve al costado de la taza). Podés comprar jengibre en determinadas verdulerías.

Se hierve agua y se vierte sobre la taza. Luego se puede tirar una o dos rodajitas finas de jengibre y dejar reposar un rato (5 minutos).
Podés probar agregarle algo de miel también.

El jengibre tiene muy buenas propiedades. Te va a dar un poco de calor luego de tomar el té y por cierto no hay que echarle mucho, porque puede resultar bastante fuerte y hacerte picar aún más la garganta.

Al principio quizás es mejor probar con una sola rodajita.

#5 Gárgaras con bicarbonato de sodio o sal

En un vaso con agua tibia agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio o sal. Mezclar bien y luego hacer gárgaras.
Personalmente no suelo utilizar este remedio casero. Odio hacer gárgaras. Pero lo menciono como una alternativa más a experimentar. Con las primeras cuatro opciones deberías estar más que bien.

Bonus track - Tomar mucha agua con limón

Si bien no se trata de algo específico para la tos, te ayudará a curarte más rápido de cualquier resfríado. Por eso no dudes ni un minuto en ir a comprarte limón cuando te resfríes y agregarle un poco de jugo a tu vaso con agua. Entonces lo largo del día ir tomando agua frecuentemente te ayudará a eliminar más rápido las toxinas del cuerpo como así también aprovecharás las propiedades curativas del limón.

Algunas Conclusiones

Es horrible tener tos y más aún tener esa del estilo que te hace picar la garganta. Estás por ahí viajando en el subte o en el colectivo y te agarra desprevenido un ataque de tos incontrolable que solo se puede aliviar con una botellita de agua a mano y algunos caramelos de miel. De golpe te ponés rojo de tanto toser y ya no sabés como cubrirte.

También está la tos que llamo "blanda", es decir esa que toses y se te mueve todo adentro (por no ser específico).

Cualquiera sea el caso estás atravesando las distintas etapas del resfríado y como dije anteriormente siempre es mejor prevenir que curar. Por eso hay que tratar de abrigarse bien, usar alcohol en gel para cuando estás en la calle y tomar todo tipo de medidas para evitar los contagios.

Si conoces de otro remedio casero para la tos que deseas compartir puedes hacerlo a través de los comentarios.
Ojalá que te mejores de esa tos pronto.

Artículo recomendado para seguir leyendo: Los hábitos saludables

Comentarios

gladys
Dom, 27/09/2015 - 7:35pm

gracias por los consejos, voy a probar el arrope de chañar. También para la tos sirve una almohadilla con semillitas de lino o de lavanda, que calientas no más de 2' en el microondas y te la aplicas en el pecho cuando te acuestas. Ayuda a expectorar y calma la tos. Si no tienes la almohadilla calientas paños con una plancha y te los aplicas en el pecho, hace el mismo efecto

Mariano
Lun, 28/09/2015 - 4:25pm

Hola Gladys,

Gracias por el comentario. Lo de las semillas de lino o lavanda no lo conocía.
Voy a probarlo también,

Saludos,
Mariano

Anuncios Google